C/ Carmen 3, 19001 Guadalajara -- Avda. General Villalba cv Calle Medinilla 2, 45003 Toledo -- Pso. de la Castellana 141 -Plta. 19 Edificio CUZCO IV, 28046 Madrid
  • Rodrigo Abogados
  • Rodrigo Abogados

Sobre “Madrid Central” y lo que debemos conocer los que viviendo fuera de la ciudad, nos desplazamos con asiduidad a la misma.

 

El pasado 5 de octubre el Ayuntamiento de Madrid aprobó la Ordenanza de Movilidad Sostenible. Nacía con la finalidad de incrementar la seguridad vial, proteger la salud de las personas a través de la mejora de la calidad del aire, fomentar el transporte público, la movilidad peatonal, ciclista y, en general, incentivar una forma de desplazamiento menos contaminante.

 

Con semejantes objetivos, uno podría no entender las críticas que la misma está recibiendo, pero si se ahonda en su contenido puede llegar a entenderse el revuelo y la intranquilidad que su puesta en funcionamiento está generando a los residentes, comerciantes, trabajadores e, incluso, a los que visitan la ciudad, por cuanto, como veremos, supone restringir el acceso a una zona neurálgica de la ciudad., a buena parte del parque automovilístico.

 

“Madrid Central” es una Zona de Bajas Emisiones en la que se implantan medidas especiales de regulación de acceso, circulación y estacionamiento, con el fin de reducir las emisiones contaminantes procedentes del tráfico. Delimitada por las calles que al final se indicarán, en las cuales la circulación de vehículos sí es libre, “Madrid Central” se configura como una Zona a la que sólo podrán acceder y sobre la que sólo podrán circular los vehículos a motor que tengan una determinada clasificación ambiental.

 

A este respecto, es preciso recordar que el Plan Aire (BOE 23/05/2013) propuso, entre otras medidas, la clasificación de los vehículos a motor en función de su potencial contaminador, con el fin de proporcionar a las Administraciones Públicas un instrumento que les permitiera priorizar el uso de ciertos vehículos en determinadas vías, la exención del pago en estacionamientos regulados, etc. Pues bien, dicha clasificación se llevó a cabo a través de la Orden PCI/810/2018 de 27 de julio, que modificó el Reglamento General de Vehículos para incluirla, creando las siguientes categorías:

 

.- Vehículos 0 EMISIONES (vehículos eléctricos, vehículos híbridos enchufables con una autonomía mínima de 40 km, vehículos de pila de combustible).

 

 

.- Vehículos ECO (vehículos híbridos enchufables con una autonomía inferior a 40 km, vehículos híbridos no enchufables, vehículos propulsados por gas natural, vehículos propulsados por gas natural o gas licuado del petróleo).        

   

 

.- Vehículos C (Turismos y furgonetas de gasolina matriculados a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014; Vehículos de más de 8 plazas y pesados, tanto gasolina como diésel, matriculados a partir de 2014; motos y ciclomotores homologados según las normativas de emisiones Euro 4 y Euro 3).

 

.- Vehículos B (Turismos y furgonetas de gasolina matriculadas a partir de enero de 2000 y hasta diciembre de 2005 y diésel a partir de enero de 2006 y hasta diciembre de 2013, Vehículos de más de 8 plazas y pesados, tanto gasolina como diésel, matriculados a partir de 2005 y hasta diciembre de 2013; motos y ciclomotores homologados según la normativa de emisiones Euro 2.

 

  • Vehículos A, (No tienen distintivo, engloba a los turismos y furgonetas de gasolina matriculados antes de enero de 2000 y los diésel anteriores a 2006 y, también, a los vehículos de más de 8 plazas y pesados, tanto gasolina como diésel, anteriores a 2005.

Cierto es que el citado Reglamento nada estableció sobre la obligatoriedad de portar el distintivo correspondiente a la clasificación ambiental del vehículo, pero dejó abierta la posibilidad de que cualquier Administración pudiera hacerlo; y el testigo lo ha recogido el Ayuntamiento de Madrid en la Ordenanza referida al inicio que, en su artículo 6, ha establecido la obligación de portar el distintivo ambiental, a todos los vehículos a motor que circulen por la ciudad a partir del 23 de abril de 2019, llegando incluso a prohibir tal circulación (disposición que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2025) a los que carezcan del mismo, salvo que tengan reconocida la consideración de históricos conforme a la normativa nacional.

 

La obligación de llevar el distintivo, como decíamos antes, cobra especial relevancia en “Madrid Central”, pues hay que tener en cuenta que a esa Zona, en la que se ubican Juzgados, Administraciones, comercios, viviendas, etc., sólo se permitirá el acceso y circulación a las bicicletas, los vehículos de movilidad urbana (patinetes eléctricos, segways,…) y los vehículos con distintivo ambiental 0 EMISIONES o ECO, con una excepción en este último caso y es que si se trata de vehículos industriales con tal clasificación, éstos sólo podrán acceder en un horario predeterminado (7 h -21 h, salvo aquéllos con una MMA menor o igual a 3.500 kg que, hasta el 31 de diciembre de 2019, podrán acceder en un horario de 7 h -23 h).

 

Los vehículos con clasificación ambiental C o B, sólo podrán acceder a “Madrid Central” para estacionar; y las motocicletas o ciclomotores, con tal clasificación, podrán acceder sin restricción en la franja horaria comprendida entre las 7 h y las 22 h y sólo para estacionar si el acceso se produce fuera de ese horario. Tan severo régimen, que deja fuera de la circulación por “Madrid Central” a una gran parte del parque automovilístico, recoge algunas excepciones pues permite, previa la gestión del correspondiente permiso, circular por la zona, pese a tal clasificación y en algunos casos sólo por un periodo transitorio, a los vehículos de los residentes y sus invitados, a los de los comerciantes, restauradores, hoteleros y sus invitados, los vehículos de los servicios públicos esenciales, los sanitarios, los de las Administraciones Públicas, el transporte público colectivo, taxis, VTC, los vehículos industriales y comerciales, los de los trabajadores en horarios nocturno; los que lleven y recojan alumnos de las escuelas ubicadas en la zona, etc.

 

            En cuanto a los vehículos con clasificación A  no podrán acceder a “Madrid Central”, aunque se establece un periodo transitorio durante el cual los vehículos, con tal clasificación, de las personas empadronadas en la Zona, sus invitados, los destinados al traslado de personas con movilidad reducida, los de los comerciantes, restauradores, hoteleros, servicios públicos, sanitarios, Administraciones, etc. podrán acceder y circular por la misma previa la obtención, eso sí, del correspondiente permiso.

 

Ni que decir tiene que el acceso a “Madrid Central”, fuera de los supuestos previstos, puede ser objeto de la correspondiente sanción, por lo que entrando en vigor el próximo 30 de noviembre (si las medidas cautelares solicitadas en los recursos en marcha frente a la Ordenanza no lo impiden), necesario es conocer ya la clasificación que corresponde a nuestro vehículo (puede hacerse en la web de la DGT introduciendo la matrícula) y dotarse del correspondiente distintivo.

 

Delimitación “Madrid Central”: Calle Alberto Aguilera, Glorieta de Ruiz Jiménez, Calle Carranza, Glorieta de Bilbao, Calle Sagasta, Plaza de Alonso Martínez, Calle Génova, Plaza de Colón, Paseo de Recoletos, Plaza de Cibeles, Paseo del Prado, Plaza de Cánovas del Castillo, Paseo del Prado, Plaza del Emperador Carlo V, roda de Atocha, Ronda de Valencia, Glorieta de Embajadores, Ronda de Toledo, Glorieta de la Puerta de Toledo, Ronda de Segovia, Cuesta de la Vega, Calle Mayor, Calle Bailén, Plaza de España (lateral continuación de la Cuesta de San Vicente), Calle Princesa y Calle Serrano Jover.

 

 

Mª Pilar Viana Lozoya

Abogado

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload