C/ Carmen 3, 19001 Guadalajara -- Avda. General Villalba cv Calle Medinilla 2, 45003 Toledo -- Pso. de la Castellana 141 -Plta. 19 Edificio CUZCO IV, 28046 Madrid
  • Rodrigo Abogados
  • Rodrigo Abogados

La acción pública urbanística y la legitimación activa para recurrir Proyectos de Reparcelación.

La acción pública urbanística y la legitimación activa para recurrir Proyectos de Reparcelación.

 

El artículo 5 del Real Decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana, regula actualmente, como un derecho del básico del ciudadano, el ejercicio de la acción pública en materia urbanística, señalando en su apartado f):

 

“f) Ejercer la acción pública para hacer respetar las determinaciones de la ordenación territorial y urbanística, así como las decisiones resultantes de los procedimientos de evaluación ambiental de los instrumentos que las contienen y de los proyectos para su ejecución, en los términos dispuestos por su legislación reguladora”.

 

Añadiendo el artículo 62 del referido Texto Refundido de la Ley del Suelo de 2015 la regulación de dicha acción pública urbanística.

 

“1. Será pública la acción para exigir ante los órganos administrativos y los Tribunales Contencioso - Administrativos la observancia de la legislación y demás instrumentos de ordenación territorial y urbanística.

2. Si dicha acción está motivada por la ejecución de obras que se consideren ilegales, podrá ejercitarse durante la ejecución de las mismas y hasta el transcurso de los plazos establecidos para la adopción de las medidas de protección de la legalidad urbanística”.

 

Es, por tanto, la acción pública urbanística uno de los supuestos de acción popular legalmente previstos y que determinan, en consecuencia, como establece  la Ley 29/1998, de 13 de julio, de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, en su artículo 19.1 h), la legitimación activa de cualquier ciudadano para obtener la tutela judicial en el orden jurisdiccional contencioso - administrativo en materia urbanística.

 

Ahora bien, pese a la amplitud de la dicción legal no todos los instrumentos de ejecución urbanística son susceptibles impugnación al amparo de la acción pública, en concreto esto sucede así en los Proyectos de Reparcelación en cuanto que, en los mismos, la legitimación activa viene delimitada por la titularidad o propiedad de fincas, de forma que se carece de interés de legítimo para impugnar el proyecto si el recurrente no se refiere a parcelas o derechos propios que resulten afectados por la operación reparcelatoria.

 

La expuesta ausencia de acción pública urbanística en materia de reparcelación es un criterio jurisprudencial consolidado, como se expone en la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Baleares, Sala de lo Contencioso-Administrativo, sec. 1ª, de 14 de diciembre de 2016, nº 646/2016, rec. 370/2016 que señala: 

 

“En este sentido, la sentencia del TS de 12 de mayo de 2010 (ROJ: STS 3229/2010 - ECLI:ES: TS:2010:3229 recurso: 7692/2005) confirmó la sentencia de fecha 5 de septiembre de 2005, dictada por la Sala de lo Contencioso -Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Valenciana que en su Fundamento Jurídico Octavo había emitido el siguiente pronunciamiento en recurso interpuesto contra aprobación definitiva de un Proyecto de Reparcelación "En cuanto a las alegaciones que formula referidas a la reparcelación, no refiriéndose a parcelas o derechos propios, carece de interés en ello, pues aún tratándose de materia de urbanismo, no rige en materia de reparcelación el criterio de la acción pública , sino el de legitimación por el interés, dado que lo que se ventila son cuestiones puramente privadas y patrimoniales que no afectan al interés general ". Pronunciamiento que el Tribunal Supremo confirma argumentando que "OCTAVO.- La omisión del aducido incumplimiento por la Administración demandada del Reglamento de Gestión Urbanística, al haberse invocado genéricamente, no podemos saber si se refiere al incumplimiento denunciado en la demanda del artículo 71.3º del Reglamento de Gestión Urbanística, regulador del modo de adjudicar las parcelas resultantes, pero, si así fuese, el Tribunal a quo examina tal defecto en el fundamento octavo de su sentencia para abstenerse del análisis de tal cuestión por entender que la demandante carece de interés y, por tanto, de legitimación para discutir la forma de llevar a cabo la reparcelación ". Es decir, se confirma el criterio de la falta de legitimación por quien no tiene interés. Por tanto, no hay acción pública en la materia”.

 

Se puede concluir, por tanto, que en materia de reparcelación, dada la naturaleza de los intereses en juego, de carácter privado, no se permite la acción pública urbanística, la cual viene configurada desde antiguo como una manifestación del interés ciudadano en el cumplimiento de la normativa urbanística, que va más allá de los intereses particulares e individuales, que se plasman en la reparcelación.

 

Antonio Mª. Martín García

Abogado.

Dpto. de Urbanismo

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload