C/ Carmen 3, 19001 Guadalajara -- Avda. General Villalba cv Calle Medinilla 2, 45003 Toledo -- Pso. de la Castellana 141 -Plta. 19 Edificio CUZCO IV, 28046 Madrid
  • Rodrigo Abogados
  • Rodrigo Abogados

AL DR. D. JOSÉ MANUEL MAZA MARTÍN. IN MEMORIAM.

Tarde-noche del pasado sábado, 18 de noviembre de 2017. Mientras me encontraba charlando animadamente con mis amigos, tras haber pasado una agradable y larga sobremesa, noto que mi móvil empieza a sonar de forma insistente y repetida. Me empiezan a llegar mensajes y más mensajes de amigos y colaboradores que, en principio, ninguna relación tienen entre ellos; presiento que algo ha pasado antes de abrir su contenido. No parece normal esta coincidencia; algo ha pasado comento a aquellos con los que me encontraba para, seguidamente, separarme un poco del grupo y proceder a la lectura de lo que se me comunicaba.

 

Abro los mensajes, todos eran en el mismo sentido: Maza, José Manuel, el Excmo. Dr. Sr. D. José Manuel Maza, actual Fiscal General del Estado, había fallecido en Argentina. No podía creer lo que estaba leyendo, no podía darle credibilidad, no quería. A la par que me entraban llamadas para confirmarme la triste noticia, procedí a consultar los medios de comunicación. Todos los titulares eran unánimes, se hacían eco del fallecimiento del Fiscal General del Estado.

 

El mundo jurídico se conmueve, Maza era respetado por todos los operadores, compartiesen o no sus resoluciones; y querido, especialmente, por todos aquellos centrados en el derecho penal económico y en la responsabilidad penal de la persona jurídica. No en vano, Maza fue el ponente de la Sentencia de 29 de febrero de 2016, por la que se venía a desarrollar, de una forma más o menos amplia, el sistema de responsabilidad penal de la persona jurídica. Además de haber centrado su tesis doctoral en la responsabilidad penal de los partidos políticos, extremo éste al que Maza le había dado una gran trascendencia, ya que venía a sostener que una mala praxis podría llevar a ilegalizar una ideología política, más allá de un partido.

 

Mi recuerdo sobre Maza comienza una tarde de otoño del año 2015 en la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Rey Juan Carlos en Vicálvaro. Me había matriculado en el master oficial de derecho penal económico que ofertaba, y oferta con gran éxito, la citada universidad, y acudía a la jornada de presentación. En ella, además de la decana de la facultad, intervino la coordinadora del Master, Victoria García del Blanco, y ya nos hablaba del extraordinario plantel de profesores que nos darían clase, entre los que encontraba José Manuel Maza, entonces Magistrado de la Sala Segunda, de lo Penal, del Tribunal Supremo.

 

Y así, día tras día, tarde tras tarde, llegó el primer día en que acude a darnos su clase magistral D. José Manuel Maza, el primer magistrado del Tribunal Supremo que venía a darnos clase, y al que luego siguieron otros compañeros, como Martínez Arrieta o Sánchez Melgar, entre otros. Estábamos, entonces, algo nerviosos, ya que venía todo un magistrado de la Sala Segunda a darnos clase, y esperábamos a un señor tan pomposo como distante, pero nada de eso. En su lugar nos encontramos con una enorme y próxima fuente de sabiduría jurídica, una persona sumamente formada, culta, dialogante, cercana a nosotros y, además, sumamente disponible, para ayudarnos en todo cuanto estuviese en su mano. No había duda de por qué año tras año José Manuel Maza era el profesor que mejor puntuación recibía del Master. Sus clases sobre el recurso de casación, en las que nos enseñaba la importancia del orden, el fondo y la forma, resultaban magistrales. Cualquier debate se abría con él, y no rehusaba tema jurídico alguno. Jurídico ni deportivo, era colchonero y lo exhibía y defendía con honor.

 

Por todo ello, nos ganó, y creo que nosotros también nos le ganamos a él. Ya que, además de haber coincidido con él en el Master, como profesor, una vez concluido éste, todos los que en mayor o menor medida nos dedicamos al derecho penal económico, hemos coincidido en reiteradas ocasiones con él en muy distintos eventos, jornada; siempre relacionados con dicha materia y el Compliance. Y también, con anterioridad a su nombramiento como Fiscal General del Estado, en la Sala Segunda, donde resultaba de trato tan cordial como rectas eran sus Sentencias, dando o quitando razones, sin jamás torcer el gesto.

 

Así, coincidiendo en distintas jornadas y eventos, hemos podido felicitarle personalmente por su nombramiento como Fiscal General del Estado. Puesto que, sin duda, sabíamos que ejercería con la dedicación que le es propia, y sin dudar que sería un Fiscal General del Estado sumamente independiente, y que se guiaría por términos jurídicos, que no políticos.

También pudimos darle la enhorabuena, recientemente, por la defensa de su tesis doctoral, centrada en la responsabilidad penal de los partidos políticos, y de la que fue director D. Carlos Gómez-Jara.

 

Y es que, no era algo habitual que un, entonces, Magistrado de la Sala Segunda viniese con los alumnos a tomar algo o a cenar o que se desplazase en metro todos los días a la facultad para dar clase, con su sombrero de Panamá (cuando hacía buen tiempo), y empaparnos de sabiduría jurídica de una forma humilde y cercana.

 

En suma, con estas palabras, que no constituyen lo que ordinariamente suele ser el contenido del blog del despacho, pretendo acercar a las personas a la figura de D. José Manuel Maza, Fiscal General del Estado, recientemente fallecido, a la par que brindarle un sentido y humilde homenaje que no resulta solamente personal, sino al que se suma Rodrigo Abogados. El cual quiero terminar haciendo mención a un hecho que dice algo muy positivo de él, quizá lo más positivo que se pueda decir de una persona. Y es que todos los operadores jurídicos, con independencia de inclinaciones, han manifestado su pesar ya no solamente por la muerte de quien ha sido un gran jurista, sino, sobre todo, una buena y gran persona.

 

Descanse en Paz Dr. D. José Manuel Maza Martín, Fiscal General del Estado.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload